Quien paga la baja laboral, quien es el encargado de cancelar el último monto

¿Quién paga la baja laboral? Una pregunta que se hacen muchas personas, en este artículo respondemos tus dudas.

 

Las enfermedades y accidentes son situaciones que surgen de forma inesperada, sin previo aviso.

 

En muchos casos éstos pueden incapacitar temporalmente al trabajador para desempeñar de forma correcta su trabajo.

 

Es entonces cuando requieren una prestación económica por incapacidad temporal para tratar de cubrir la falta de ingresos que se produce en ese momento.

 

Ante estas situaciones, se genera una baja laboral (incapacidad temporal) donde el trabajador recibe asistencia sanitaria, bien sea del Sistema Nacional de Salud o de las Mutuas de Accidentes de Trabajo y Enfermedades Profesionales.

 

En estos casos y mientras el trabajador se encuentre incapacitado para trabajar, tiene derecho a recibir una prestación de forma temporal que le permita cubrir sus necesidades mientras mejora su situación de salud, laboral y económica.

 

Puede que te preguntes ¿Quién paga la baja laboral?

 

Para comenzar debemos comprender que quien paga la baja laboral dependerá siempre de la contingencia que generó dicha situación, es decir, del origen o el motivo de la enfermedad o accidente.

 

Podríamos dividir esto en 2 tipos de contingencias, las cuales determinaran quién paga la baja laboral.

 

Entre ellas tenemos:

  • Las enfermedades o accidentes comunes
  • Las enfermedades o accidentes laborales

 

No es complicado comprender las diferencias entre ambos tipos de contingencia y sin duda es importantísimo comprenderla pues esto determina quién paga la baja laboral.

 

En la primera de ellas, la enfermedad o accidente surge de forma natural.

 

Es decir, forma parte de todas aquellas alteraciones de la salud que no se consideran ocasionadas por un trabajo o profesión.

 

Y pueden ir desde lo más común, como tos o gripe, hasta accidentes domésticos, como una caída.

 

Por otra parte, los accidentes laborales si son ocasionados por alteraciones laborales que pueden generar una lesión al trabajador como consecuencia de su trabajo.

 

Un ejemplo común son las caídas desde andamios o escaleras

 

A su vez, las enfermedades de origen laboral son contraídas como consecuencia del trabajo, recogiéndose en el cuadro de enfermedades profesionales del Real Decreto 1299/2006.

 

Una vez conocemos nuestra incapacidad temporal y las causas que ocasionaron esa situación, podremos entender quién paga la baja laboral o, en su defecto, a quien le correspondería el pago de esa prestación.

 

Durante el periodo en el que el trabajador se encuentre de baja laboral, si la causa de esa incapacidad es una enfermedad común o un accidente no laboral, la prestación económica por Incapacidad Temporal corre a cargo del Instituto Nacional de la Seguridad Social, del Instituto Social de la Marina o de la Mutua Colaboradora con la Seguridad Social.

 

El abono del subsidio entre los días 4 a 15 de baja en el trabajo correrá a cargo del empresario quién, en general, puede continuar realizando los pagos como pago delegado, con la misma regularidad que los salarios.

 

Después del decimosexto día de baja, el empresario continúa abonando la prestación como si fuera un pago correspondiente a la nómina.

 

Sin embargo quién paga la baja laboral posteriormente, es la Seguridad Social o Mutua, estás pagan al empresario el dinero que ha pagado al trabajador.

 

De esta forma, el trabajador continua recibiendo este ingreso como si fuera una nómina, descontando del importe del subsidio la retención por IRPF y las cuotas a la Seguridad Social.

 

Esta situación cambia por completo cuando la incapacidad temporal es ocasionada por un accidente o enfermedad laboral, pues en esos casos es la empresa quien paga la baja laboral en su totalidad

 

Esta situación puede resultar increíblemente conflictiva.

 

Pues existen muchísimos casos en los cuales las empresas se desentienden por completo de su responsabilidad con los trabajadores, e incluso situaciones en las cuales tras una incapacidad temporal el trabajador no consigue una completa recuperación.

 

Es por ello que debemos mantener al día toda la documentación necesaria, eso incluye todos los informes y pruebas que den fe de nuestro estado de salud.

 

Debido a que es común que algunos trabajadores tras una incapacidad temporal, no consigan su completa recuperación.

 

Ante estos casos la seguridad social cuenta con distintos tipos de prestaciones por incapacidad, que cambian dependiendo del caso, los motivos y el estado de salud del trabajador.

 

En Álvarez Arias Abogados te ofrecemos el mejor asesoramiento para que consigas tu pensión por incapacidad. Podemos ayudarte si tienes algún problema con tu incapacidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *